La biomasa centra un proyecto de 60 a 70 empleos directos enclavado en Pedrafita do Cebreiro (Lugo) impulsado por Talentya Global Digital Solutions

El Progreso

20 abr. 2021

El consorcio formado por las empresas Talentya Global Digital Solutions, S.L, con sede en Madrid, CIFGA Laboratory, ubicada en Lugo y perteneciente al Grupo AMSlab, e Inloga Enxeñeiros, con base en la capital lucense, presentó ante el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico una Muestra de Interés (MDI) de un proyecto que quieren desarrollar desde Pedrafita do Cebreiro, pero abarcando a Os Ancares y O Courel, que se basa en la fabricación de pellets aprovechando la biomasa de todas esas zonas. A ello sumarán una planta de generación de energía eléctrica. Sus cálculos son que con su actividad funcionando se creen entre sesenta y setenta puestros de trabajos directos y otros tantos indirectos....Aunque esos son los ejes de su proyecto, en realidad se trata de algo mucho más amplio con fuerte implantación social que, de continuar hasta el final incluiría el cultivo de setas y bayas o la construcción de un centro de interpretación.

Francisco Trejo destaca eso de forma muy especial, su vocación "de integración en la sociedad y de ayudar a una zona muy amplia de la provincia que tiene problemas de empleo y de despoblamiento ofreciendo una alternativa de trabajo basada en la naturaleza, nada invasiva y cero contaminante".

La idea global incluye otros proyectos como biocompuestos que se usan en mercados como el textil o el agroalimentario

Buscarán por lo tanto "una perspectiva innovadora, integradora y disruptiva que favorezca el desarrollo de un modelo de economía circular en el territorio", con la finalidad de promover una gestión forestal sostenible sin la que los promotores consideran que esto no tendría sentido.

EL MONTE GALLEGO. Con la finalidad de contribuir al aprovechamiento de la biomasa forestal en torno a un proyecto que reconfigura la reorganización de una parte del monte gallego, el consorcio busca la explotación directa de la biomasa procedente de las podas, entresacas o talas arbóreas para la transformación y aprovechamiento de estas como fuente de energía. Para ello, proponen implantar en la zona de Pedrafita, entre las sierras ancaresa y courelá, una planta de fabricación de pellets con una previsión de generar 15.000 toneladas de pellet al año y una planta de generación eléctrica de 1,5 MW ampliable, que se abastecerán de biomasa de la zona, bien por explotación directa, o por la compra a terceros.

La implantación de sendas plantas para la generación de combustible y energía a partir de la biomasa repercutirá "en importantes ventajas medioambientales, tecnológicas y estratégicas para la zona. Entre ellas, el consorcio destaca el aprovechamiento y control de residuos forestales, la conservación de los entornos rurales y la reducción del riesgo de incendios", apunta Trejo.

Además de las plantas de pellets y generación de electricidad, en el proyecto se incluye la dotación de un Laboratorio y Unidad de Biotecnología. "Compuestos como antioxidantes, grasas, edulcorantes o colorantes son algunas de las familias de biocompuestos que se pueden obtener de material vegetal y su uso se puede extender a mercados como el cosmético, farmacéutico, textil o agroalimentario", asegura Manuel Lolo, CEO del laboratorio lucense.
Un modelo contra la despoblación
El proyecto favorece un modelo sostenible y competitivo que puede aportar su parte para evitar la despoblación de las zonas rurales de acción en torno al proyecto, fijar su población y contribuir al crecimiento de la misma a nivel socieconómico, según resaltan los promotores de la iniciativa.

Por tanto, también a medio plazo favorece el crecimiento demográfico y una tasa vegetativa positiva, además de incrementar la competitividad empresarial de la zona, modernizando su tejido productivo y reforzando sectores estratégicos como la agroindustria, biotecnología, materiales de construcción o turismo.

El proyecto está alineado con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia anunciado recientemente por el Gobierno y que está enfocado a facilitar la modernización de la economía hacia un modelo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Marco más amplio. De forma más amplia, este proyecto se enmarca dentro del proyecto Landcare, un movimiento que nació en Australia en los años 80 bajo los siguientes principios de gestión sostenible de los recursos naturales, en los que se reconoce que los componentes de recursos están vinculados en el tiempo y el espacio, así como el mejoramiento de los medios de las personas y la base de recursos naturales de los que dependen.